fbpx

El estar en un espacio donde cohabitan múltiples ideas y negocios con diferentes niveles de maduración permite tener feedback y generar alianzas estratégicas. Eso es lo que ocurre en los cowork, que son espacios para trabajar habilitados con múltiples servicios y que son mucho más económicos que el arriendo de oficinas tradicionales.

Se debe cambiar el paradigma existente y vencer el miedo a que ‘me roben la idea’, y que por eso no comparto mis proyectos, ya que al trabajar de forma colaborativa puedes obtener mayor experiencia, compartir con personas de otras industrias que pueden aportar al proyecto con una mirada fresca, generar sinergia, ahorrar dinero y acortar los tiempos de resolución de las problemáticas”, asegura Magdalena Ceballos, directora de Desarrollo y Membresías del hub de innovación Área 51.

En general, el emprendedor viene de un contexto donde cuenta con tiempo limitado para poder desarrollar su proyecto, el financiamiento siempre es escaso y habitualmente no tienen información adecuada.

En los centros de innovación abierta es clave entregar un espacio que fomente la colaboración real, las alianzas estratégicas y poder integrar a todos los actores claves del

“Si cada emprendedor puede contar con una red de apoyo estable, la cual permite agrupar en un solo lugar la mayor oferta del mercado de la innovación y el emprendimiento como universidades, incubadoras, aceleradoras, fondos de inversión, una red a nivel nacional donde poder mostrar sus proyectos o tener visibilidad para que empresas como Endevor, Wayra o Crysalis, entre otras, puedan conocerlos y apoyar su gestión”, dice Ceballos.

Al ser parte de esta red, los tiempos del proceso de emprendimiento se acortan, hay mentores y coach que apoyan estos procesos guiando y orientando el proceso para lograr un proyecto factible que tenga la posibilidad de ser escalable en poco tiempo. “Para las empresas que son parte de la red, encuentran una oferta muy variada de servicios y nuevas soluciones para problemáticas vigentes de su industria”, resalta Ceballos de Área 51.

Colaboro es otro caso donde los emprendedores tienen un lugar para trabajar y desarrollar sus ideas, ya que disponen de espacios abiertos y privados para 2, 4 u 8 personas para trabajar, salas de reunión con pantallas para proyectar, fotocopiadoras, teléfono para hacer llamadas nacionales, internacionales y a celulares, wifi, cocina con cafetera, espacios de recreación como living y terraza, aseo de todas las instalaciones, bicicleteros y estacionamientos para autos. Incluso cuentan con baños con ducha incluida, bodegas y lockers.

Negocios que generan más negocios. De esta formase pueden resumir a los coworking, un fenómeno que se ha ido asentado en América Latina y que por su proliferación en los últimos cinco años, permiten afirmar que la colaboración sigue siendo la clave del éxito para emprendedores.

FUENTE: mba.americaeconomia.com

CONTACTANOS



X
COTIZACIÓN ONLINE